EDUCACIÓN

20 de julio 2015

La tecnología en pro de la educación

Aplicaciones y programas son algunas de las herramientas que están a disposición de las personas con discapacidad. Poco a poco están siendo aprovechadas a nivel de educación y general.

Por Francesco Daveggio

ActuaSe ve una joven tocando la cabeza de uno de los estudiantes en una de las actividades de clase sobre tecnologías inclusivas. lmente es posible encontrar diferentes herramientas que permiten mejorar la educación a personas con discapacidad. Por ejemplo, programas de transcripción de voz a texto para personas sordas, lectores de pantallas para personas ciegas o de baja visión y softwares que ayudan con los problemas de motricidad.

En 2008, durante el primer gobierno de la Presidenta Bachelet, Chile se suscribió a la Convención sobre los Derechos de las Personas con Discapacidad de la Organización de las Naciones Unidas. En esta convención se acordó que todos los Estados deben promover el uso de tecnologías, incluyendo aquellas que sean dispositivos técnicos y que faciliten en la movilidad o integración de las personas con discapacidad.

En relación con lo anterior, es imprescindible que exista una alfabetización digital en todos los niveles educacionales. Esto hace referencia a que se sepan usar los software más básicos como el Word, Excel, Power Point. A estos programas también se suman las competencias básicas como usar un navegador de internet, softwares propios de la computadora y también de los aparatos móviles como Whatsapp, Skype o alguna otra aplicación. Víctor Astaburuaga, educador diferencial y profesor de la Universidad de los Lagos, dice que esto le permite a las personas con discapacidad disminuir las brechas de acceso a la información.

Según Astaburuaga, las personas con síndrome de Down ocupan mucho Whatsapp, ya que aparte de ser un medio de comunicación social, es una herramienta que les ha facilitado el aprendizaje de la lecto-escritura que en años anteriores, sin el uso de las tecnologías no tenían. De esta forma, afirma, el valor e impacto educativo que existe al usar aparatos tecnológicos en una persona con discapacidad se debería valorar mucho más.

Estudiante hincado frente a una silla, en la cual hay un panel en el cual interactúa con un juego.

El problema es que pese a su existencia, estas herramientas tecnológicas no están totalmente disponibles en la educación media y universitaria por un tema de recursos. Así piensa Carolina Aguilera, editora del blog sobre tecnologías para personas con discapacidad Ayudatec. Además agrega que en Chile recién hace cuatro años algunas universidades comenzaron a ver este tema y que felizmente están tomando en cuenta el tema de inclusión

Por lo general la visión de tecnología se asocia a una finalidad de ocio o entretención, pero se ha demostrado que se puede llegar mucho más allá. Para Aguilera el hincapié se debe hacer en “sacarle provecho a las tecnologías para garantizar el acceso a la información y así ir creciendo como sociedad”.

Pese a este complejo panorama en el ámbito educacional, existen varios software y hardware para personas con discapacidad ya sea auditiva, física, intelectual o visual, las cuales ayudan día a día a miles de personas. La tecnología ha sido uno de los factores que ha ayudado a que las personas tengan las herramientas necesarias para poder desarrollarse profesional y socialmente.

NVA: Este programa es un lector de pantalla gratuito. Es un software que sigue mejorando por lo que puede no ser tan estable como otros. NVA se puede encontrar en varios idiomas incluyendo el español. El sitio para descargarlo es

Headmouse: Este software cumple la función de un mouse pero de manera virtual, el cual funciona a través de una cámara web. Este programa, que es gratuito, fue diseñado para personas con problemas de movilidad en sus extremidades pero pueden mover la cabeza.

Signlator: Es una aplicación para teléfonos Android la cual consiste en un traductor de lengua de señas. Uno coloca las palabras y arriba aparecerá una persona traduciéndolo en lengua de señas.