ACTUALIDAD

12 de mayo 2017

Katerine Medel, su rehabilitación tras femicidio frustrado

Katerine Medel es sobreviviente de un femicidio frustrado la dejó tetrapléjica y actualmente junto a familiares y amigos realizan eventos a beneficios  para que pueda conseguir el dinero para un tratamiento, con la esperanza de que pueda mover sus brazos y así poder volver a abrazar a su hija.

Valentina Silva

Tras 10 años de relación, Katerine Medel decidió terminar con quien era el padre de su hija, de actualmente 8 años.  No conforme con el término de la relación y cada vez más agresivo, comenzó a amenazarla con quitarle a su hija. Por es razón Medel decidió acudir a Carabineros y dejar una constancia; demanda que después llegó hasta la fiscalía donde se dio una orden de alejamiento al agresor.

El 11 de septiembre de 2013, Katerine Medel llegaba de su trabajo cuando su ex pareja la esperaba en el paradero. El encuentro  terminó en una fuerte discusión. Sacó un arma y le disparó dos veces: las balas rompieron su médula espinal y tráquea. Su ex pareja se suicidó a dos cuadras del lugar donde se inició la agresión.

Luego de estar hospitalizada por nueve meses, el diagnóstico fue tetraplejía. Puede respirar sólo a través de un ventilador mecánico. No obstante, no deja de sentir grandes dolores de cabezas producto de la bala que quedó alojada en su cerebro.  Pese a los altos y bajos que ha vivido durante estos cuatro años después del femicidio frustrado, dice no rendirse por su hija, por quien lucha día a día, pues lo único que quiere es tener la movilidad de sus brazos para poder abrazar a su hija.  

Actualmente Katerine Medel, junto a la ayuda de sus familiares y amistades, busca obtener doce millones de pesos para poder viajar hasta Puerto Rico para realizarse un tratamiento que podría lograr avances en la movilidad de su cuerpo.

Su caso se suma a la campaña #NiUnaMenos.