ACTUALIDAD

16 de octubre 2017

Terapia Zerotónica para mejorar la calidad de vida de niños y niñas con discapacidad

La Terapia Zerotónica que hoy en día está muy en boga, le otorga herramientas teóricas y prácticas a padres o tutores de niños y niñas con trastornos del desarrollo y Parálisis Cerebral para atenderlos desde sus propias casas. También permite mitigar dolores y mejorar la tonicidad muscular de las personas con discapacidad.

Por Catalina Arenas

“Todo se puede aprender” es un mantra que las mamás y papás saben muy bien, en especial cuando se trata de las necesidades más complejas y urgentes de hijos e hijas con discapacidad. Y no solo ellos, sino también familiares, tutores y profesionales del área de la salud que trabajan en la rehabilitación de niños con problemas motores, de desarrollo, neurológicos, entre otros. Todas personas convencidas en profundizar nuevas tendencias y métodos de recuperación basadas en el trabajo de remodelación de la fascia.

Si aún no conoce Terapia Zerotónica ni qué es la fascia, les invitamos a leer el siguiente artículo. El entrenamiento Zerotónico es un tipo de terapia para personas con Parálisis Cerebral y Trastornos del Desarrollo, que ayuda a mejorar pies y manos distónicos y espásticos; una alteraciones motoras del sistema nervioso que provoca contracción involuntaria de los músculos. En primera instancia, el grupo ABR Américas orienta a profesionales que trabajan en rehabilitación como Kinesiólogos, Fisiatras, Terapeutas Ocupacionales, entre otros especialistas del área de la salud para complementar su trabajo actual.

Sin embargo, la motivación por aprender de la Terapia Zerotónica se extiende a los padres y personas cuidadoras que deseen mejorar la calidad de vida de niños y niñas en sus propias casas. El grupo de profesionales ABR, dedicados a la Rehabilitación Bio-Mecánica Avanzada, tiene el objetivo capacitarlos para mejorar las funciones vitales y motoras, además de la conciencia y la interacción con su entorno.

Este método está basado en el trabajo de remodelación de la fascia que, según el blog Periódico Salud, es “una delgada banda de tejido conectivo que rodea músculos, huesos, órganos, nervios y vasos sanguíneos”. En el blog se explica que “desde el punto de vista clínico, las fascias son muy importantes porque son un soporte para los tejidos y hacen de separadoras de estructuras. En ocasiones hasta limitan la extensión de las infecciones y las patologías malignas”.

El encuentro, organizado en conjunto a la Fundación Mamá Terapeuta, invitó a todos las personas interesados en aprender de este procedimiento de terapia manual que, aseguran, al mediano plazo reduce e incluso elimina el dolor que aqueja a personas con discapacidad y pacientes, aumentando su fuerza muscular, mejorando la movilidad y el equilibrio.

Leonid Blyum (Rusia) es el creador de la terapia de Rehabilitación Biomecánica Avanzada (ABR) y quien ha dado a conocer la técnica de movilidad hands-on y la elongación de fascia en diversos países, explicando los rápidos resultados que se pueden lograr en la funcionalidad de sus pacientes.

“Nuestra misión es educar a los padres, entregándoles las herramientas, la seguridad y el conocimiento sobre la Terapia Zerotónica, de manera que ellos estén más tranquilos, cómodos y felices en sus hogares. Lo que finalmente se traduce en una ganancia para todos, en especial para el progreso de niños y niñas”.

Leonid Blyum respondiendo consultas en Seminario.

En la foto Leonid Blyum aparece respondiendo las consultas en el Seminario.

Una alternativa poco convencional que llama a atreverse

Hace casi una década Sonia Castro, directora de la Fundación Mamá Terapeuta, encontró  en Internet la experiencia de una madre australiana que informaba acerca de este tratamiento.  Sonia, quien habla muy bien inglés, buscaba mejores oportunidades de terapia para su hija Rocío, que tiene Parálisis Cerebral y que en ese entonces tenía recién tres años. Ella fue la primera chilena en probarla gracias a la acción de Sonia que acercó esta herramientas a la comunidad de habla hispana.

-¿Cuáles fueron sus principales motivaciones para incursionar en la terapia?

“En mi experiencia, los mayores beneficios que tiene son los cambios de vida que significa familiarmente porque se logra integrar la terapia al ámbito familiar”.

Entre otros beneficios que Sonia Castro aborda en su exposición está la reducción de la vida medicada de su hija y el acotamiento del tiempo en el cual le practica ABR -acrónimo de la Terapia Zerotónica-, lo que permite el resto del tiempo realizar su vida totalmente normal, permitiéndole incluir a su hija Rocío en actividades cotidianas como ir al jardín. “Es un cambio impresionante porque cuando hay un niño, un joven y luego un adulto, se genera una doble discapacidad ya que la mamá tampoco puede salir a trabajar”.

-Tras casi 10 años de actividades ABR, ¿cuáles son los cambios que ve en su hija que le permiten asegurar la efectividad de la terapia?

“Se le redujo la espasticidad (musculatura tensa y rígida) notoriamente, ganó control de tronco, cefálico, seguimiento ocular, menos salivación; pasó de comer solo papillas a masticas sólidos, está próxima a poder sentarse, cosa que antes era imposible, y lo más importante, es que se siente cómoda en su propio cuerpo”.

-¿Cómo ha sido la recepción de la terapia?

“Muchas personas se han interesado y agradecen la posibilidad de conocer el ABR. Sin embargo, las principales limitaciones están motivadas por el miedo, porque pensamos en el futuro, en 10 años más, cuando no vemos que en el presente quizás nuestro hijo o hija puede estar sufriendo”.

Sonia en cierre de entrenamiento.

Sonia Castro, mamá terapeuta, en el cierre del entrenamiento.

Felipe Orellana realizador audiovisual y representante de de Ronda Chile recién está incursionando en este tratamiento y aconseja “abrir la cabeza” para conocerla, tomar la iniciativa y atreverse. Reconoce que le costó tomar la decisión pero que hoy está entusiasta con los resultados.

IMG_8461

Felipe Orellana de Ronda Chile aparece en la foto, durante una pausa del seminario.

“El ABR es difícil de describir pero, en el momento en que aplicaron la técnica conmigo tuve dos sensaciones súper claras. Primero, la disminución del dolor crónico en una mano, en el pulgar derecho y, segundo, el dolor neuropático de los pies producto de mi tetraplejía también se disipó, pero exige paciencia y trabajo arduo para ver los progresos”.

Orellana llama a darle una oportunidad a la Terapia Zerotónica que puede ser muy compleja de entender y no “light”; distinta a lo que las personas con discapacidad están acostumbradas a escuchar. “Es importante sacarse los prejuicios, “no tenerle susto, no cuestionarlo tanto tampoco y lanzarse a la experiencia de vivir el proceso de ABR como metodología de la mejora de la salud y condición física”.

IMG_8472

En la foto aparecen personas asistentes al seminario de Terapia Zerotónica, entre ellas a Carolina Pérez conductora del programa Saliendo a flote de Radio Universidad de Chile

IMG_8475

Leonid Blyum explica con el movimiento de su cuerpo cómo se puede aplicar la terapia en las extremidades superiores del cuerpo como un brazo.